Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

sábado, 16 de junio de 2012

Abusos, rescates y partidos de fútbol.

A Víctor y su pasión por el fútbol.

Estudiamos civilizaciones antiguas. Intuimos cierta similitud en los ocasos; cuando el abuso engulle los límites se consuma la perversión del sistema; llega la fase final, antesala de restos arqueológicos que evocan lo poderoso que fue.

El abuso, esencia del capitalismo. Inversores, analistas, políticos, banqueros, jueces, funcionarios, periodistas, incluso millones de ahorros anónimos que componen los fondos de inversión. Todos abusan. Más aún, devoran. Los débiles ya se tambalean. Irlanda, Portugal, Grecia, España. Pronto comenzará la cadena cuyo fin serán monumentales restos arqueológicos de la globalización. Pedimos fórmulas que posibiliten una transición controlada. Pero nos gobiernan marionetas cuyas manos dirigidas les imponen el uso de tiritas reutilizadas con el virus incrustado en sus pliegues. Préstamo que Rajoy denomina línea de crédito y alguna periodista avispada dice que no es tomate, que es rescate. Parece que será más rápido. Sólo unas horas de alivio. La prima de riesgo es ahora más virulenta, quién sabe qué más puede infectar.

Pero no estamos hundidos. Aún nos queda la Eurocopa.

Nos ahogarán sin crédito pero respiramos el genio de Iniesta. Destruirán más empleo, pero renacemos con el empeño de Torres. Subirá la prima de riesgo, pero tenemos la seguridad de Casillas. Y antes de caer estallará un balón de Fábregas o de Silva o de Llorente y romperá las redes de su portería y se comerán un gol. Y moriremos. Sí, pero en el campo de batalla, con las botas puestas, ojalá saboreando la victoria. Nos habrán hundido, despojados de todo. Ellos tendrán el poder del euro pero sentirán la envidia de nuestro regate. Pobres condenados a desear lo que no pueden tener: el toque de nuestro fútbol.

9 comentarios:

  1. Qué útil es furgoll... ¿cómo era aquello del opio del pueblo?
    Interesante tu pensamiento, has hablado de sus ángeles, a mi me preocupan sus demonios; esos que usan para dirigir furias... será que soy funcionario.
    Mil gracias por estar y hacerte leer.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias a tí por leer. Un placer.

    ResponderEliminar
  3. Es el nuevo pan y circo.
    ¡Muy buena reflexión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer, un placer escribir, más aún si os gusta.

      Eliminar
  4. Muy buena la relación entre realidad económica, abuso y fútbol. Menos mal que ha empezado la Eurocopa porque si no algunos actuarían como en Grecia, suicidándose. Así es la realidad, triste pero la pura realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariajo, has vuelto, qué alegría me das!! Besos muchos

      Eliminar
  5. Dado que esta escrito mucho antes de nuestra reciente victoria en la Euro, el mérito es doble, pues además de ser un texto muy bien escrito es totalmente premonitorio: la crisis sigue y España es, efectivamente, envidiada por su fútbol. Viva Elena y viva Iniesta! Fofi

    ResponderEliminar
  6. Relato imaginativo, bien estructurado, y con una prosa que te va conduciendo de reflexión en reflexión hasta el desenlace final, igualmente ingenioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la crítica, tus palabras me animan a seguir, pero sobre todo Gracias por leerme.

      Eliminar