Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

martes, 15 de diciembre de 2015

DOBLE PERSONALIDAD

Ilustración de Gema EnRuta
A Víctor J. 
Las besa con suma conciencia para no equivocarse, ha tardado mucho tiempo en dominarlo, a Elena le gustan los besos pausados, en el momento adecuado, sin sorpresas, a Rita le gustan los besos sucios, los juegos con lengua, el sexo apasionado, aquí y ahora. Una equivocación podría ser fatal, Elena creería que tiene una amante, probablemente más joven, más divertida, sin la depresión que arrastra su autoestima por los suelos, Rita pensaría que ya no la desea. Ahora que ha aprendido a convivir con el trastorno de identidad disociativo de su mujer y ha recuperado el sexo, aunque sea disociado, no puede permitirse dar un beso en falso.
Relatos en cadena, concurso organizado por la cadena Ser y la Escuela de Escritores. La frase de inicio de los microcuentos será la última frase del texto ganador de la semana anterior. La extensión de los microrrelatos no podrá superar las cien palabras (sin incluir la frase de inicio) 

+info:http://escueladeescritores.com/concurso-finalistas-rec-2015/

viernes, 27 de noviembre de 2015

TRAICIÓN

Ilustración de Gema EnRuta
Salen sigilosamente de las habitaciones de sus hijos, como si aun estando de acampada todo el fin de semana pudiesen regresar justo en el momento en el  que buscan entre sus cajones o en bolsillos de ropa apilada una razón que explique los ojos rojos, a veces  idos, las vomitonas de los sábados, los primeros suspensos y ese profundo rechazo que ahora se instala entre padres e hijos como una herida de sutura imposible. Comprueban que todo queda como antes de su espionaje. Todo, excepto la PlayStation, que se tambalea al borde de la mesa para caer estrepitosamente y revelar la imperdonable traición.

Relatos en cadena, concurso organizado por la cadena Ser y la Escuela de Escritores. La frase de inicio de los microcuentos será la última frase del texto ganador de la semana anterior. La extensión de los microrrelatos no podrá superar las cien palabras (sin incluir la frase de inicio) 

+info:http://escueladeescritores.com/concurso-finalistas-rec-2015/

miércoles, 25 de noviembre de 2015

viernes, 20 de noviembre de 2015

FANTASMAS

Ilustración de Gema EnRuta

 A mis padres, Marisol y Rodolfo.


Vuelven a ser invisibles, igual que un día aparecieron y casi me llevan a la tumba del susto; ahora van y desaparecen. Esperanza se echó a llorar: -Ya llevo siete días sin verles. Una vez Marisol le dijo a Rodolfo que levantase las camas. Y el hombre muy obediente lo hizo. Sin saber qué hacer con ellas las apoyó sobre la pared, para que caiga el polvo, argumentaba el hombre mientras Marisol le tachaba de inútil. Después de aquello dejaron de darme miedo. Yo no sabía que los fantasmas  le podían hacer reír a una. Menos aún que les echaría tanto de menos-.

Relatos en cadena, concurso organizado por la cadena Ser y la Escuela de Escritores. La frase de inicio de los microcuentos será la última frase del texto ganador de la semana anterior. La extensión de los microrrelatos no podrá superar las cien palabras (sin incluir la frase de inicio) 

+info:http://escueladeescritores.com/concurso-finalistas-rec-2015/


SILENCIO

Ilustración de Esther Revuelta

La irrealidad de la noche

convirtió el disfraz de valentía en rasguños de rabia

las verdades en tabús que nunca debieron ser pronunciados

martes, 3 de noviembre de 2015

La mudanza

Ilustración de Gema EnRuta
Un señor con levita que se parece a Pushkin pide un café. Me fijo en su nariz prominente, sus ojos pequeños, como diamantes incrustados en un cuadro demasiado grande. Como Tomás. ¡Que mi niño tiene aire de poeta es indudable!  Amelia dice que vivo obsesionada con los desconocidos y los genes de Tomás. ¿Qué sabrá ella? Me cruzo con el vecino; le reconozco de inmediato.  ¡Me falta aire! Una mudanza tan calculada, el barrio, el colegio, ¿cómo iba a suponer que el donante anónimo sería un vecino? Me sube un dolor hasta el pecho, trato de controlar la respiración, relajarme, como hago en las sesiones con Amelia.

Relatos en cadena, concurso organizado por la cadena Ser y la Escuela de Escritores. La frase de inicio de los microcuentos será la última frase del texto ganador de la semana anterior. La extensión de los microrrelatos no podrá superar las cien palabras (sin incluir la frase de inicio) 


+info: http://escueladeescritores.com/concurso-finalistas-rec-2015

domingo, 25 de octubre de 2015

El Mirón

Ilustración de Gema EnRuta
El puñetero ojo de la cerradura le había conquistado, las confidencias del portero, - limpiaba la puerta de la vecina, fue sin intención, se ve que con la calor la chica ha habilitado la cama en el pasillo, para aprovechar la corriente, supongo. Duerme desnuda, Don Carlos, jamás vi cuerpo tan perfecto -. Aquella noche, él, Carlos Lozano, el afamado juez de moral intachable arrimó su ojo a la  cerradura. Perfecto, como dijo el portero. Reconoció el fuerte olor a pegamento. Ya casi clareaba mientras Don Carlos aún decidía si salvar su moral o su ceja, su pestaña y quién sabe si también el párpado


Relatos en cadena, concurso organizado por la cadena Ser y la Escuela de Escritores. La frase de inicio de los microcuentos será la última frase del texto ganador de la semana anterior. La extensión de los microrrelatos no podrá superar las cien palabras (sin incluir la frase de inicio) 


+ info: escueladeescritores.com/concurso-cadena-ser/

jueves, 15 de octubre de 2015

El mirón

Ilustración de Gema EnRuta
El puñetero ojo de la cerradura le había conquistado, las confidencias del portero, - limpiaba la puerta de la vecina, fue sin intención, se ve que con la calor la chica ha habilitado la cama en el pasillo, para aprovechar la corriente, supongo. Duerme desnuda, Don Carlos, jamás vi cuerpo tan perfecto -. Aquella noche, él, Carlos Lozano, el afamado juez de moral intachable arrimó su ojo a la  cerradura. Perfecto, como dijo el portero. Reconoció el fuerte olor a pegamento. Ya casi clareaba mientras Don Carlos aún decidía si salvar su moral o su ceja, su pestaña y quién sabe si también el párpado


Relatos en cadena, concurso organizado por la cadena Ser y la Escuela de Escritores. La frase de inicio de los microcuentos será la última frase del texto ganador de la semana anterior. La extensión de los microrrelatos no podrá superar las cien palabras (sin incluir la frase de inicio) 
+ info: escueladeescritores.com/concurso-cadena-ser/



miércoles, 2 de septiembre de 2015

No molestar

Limpia la colchoneta de la arenilla que pueda irritar su piel. Se aleja de la orilla. Al fin sola, cierra los ojos, siente los rayos de sol sobre su cuerpo; es feliz.
Algo roza la colchoneta. Abre los ojos sobresaltada. Ve a un hombre, es negro, tiene  llagas en el rostro - ¡Help me!, suplica - Europa alarga la mano, la sumerge sobre el pelo áspero, no tiene ni que hacer fuerza. Se separa unos metros. Entorna los ojos y deja que el sol acaricie su piel. – Refugiados, suspira, qué falta de respeto, venir a molestar en vacaciones -


martes, 18 de agosto de 2015

El amor en los tiempos del cambio climático (si lo hubiera).

Los 40 grados de Madrid nos carbonizan el cerebro. El ambiente apesta. La irritabilidad se condensa en el aire acondicionado, ocupa los asientos del autobús, ensucia las estanterías de Ahorramás; acecha en el parque y en las noches, poblando de pesadillas el descanso de los niños.
Abrazo las horas que me separan del Mediterráneo, su luz, su brisa; nadar y sentir corrientes de agua congelada en la nuca, purificando las neuronas, de toxinas cibernéticas, burrocracias y palabras punzantes de enanos mentales que pululan por tu vida jodiéndote el invierno.
Se me cae la baba pensando en la sardina y el salmorejo.
Entramos en Almería. El termómetro del coche mantiene inamovible los 40 grados. Sol inicia la retahíla del cuánto queda. Juanito conserva su rictus de mala hostia, como si aún la ciudad le tuviese cogido por los huevos. Entramos en Vera; a una hora para ver sonreír a Juanito mientras degustamos esa caña y esa tapa a orillas del mar.
Hemos llegado.
Descargamos, bueno, es un decir, descarga Juanito y corremos como sapos sedientos a darnos un chapuzón. Mi cara se deforma cuando mojo los pies. Intento distinguir si parece una charca de pis o un caldo con posos de aceite solar.
Mar adentro, me digo, pero continúo nadando en aguachirle salado hasta que acaricio la boya. Un calambre de frustración inmoviliza mi gemelo derecho. Alcanzo la orilla con dificultad, salgo cojeando. Asquerosas gotas calientes entreveradas de sudor pegajoso me invaden el cuerpo,  me desinflo; estos cabrones han convertido el mar en la charca de la guarra y siguen cuestionando el cambio climático, si lo hubiera, dicen.
- ¡Mami, mami! Está buenísima. Ven a buscar peces.
No imagino entonces que aquel agua calentita seduciría tanto a Sol que no saldría del agua ni para echar la siesta. Una vacación sin la dosis de silencio necesaria para combatir las 24 horas del día pegados todos, mami, papi y Sol. Pegados y pegajosos. Con 40 grados que no cesan en la ola de calor más larga de la historia y una humedad de entre el 60 y el 80% mientras Juanito y yo nos turnamos para perseguir peces, revolcarnos en las olas, pedalear, hacer el pino y construir un castillo de arena. Y llega la noche. Aún nos queda el parque, el castillo hinchable, el escondite, el me da vergüenza, y el mantra del mami, mami, papi, papi, es que lo quiero, please.
No somos padres, somos súper héroes.
Pasan los diez días sin bajar la guardia. La ola de calor transforma la brisa mediterránea en sauna desértica. Tampoco la tapa sabe igual,  se mezcla con el regusto salado de unos labios siempre sudorosos.  Cuatro broncas en 10 días, el doble que los dos polvos rápidos y pegajosos robados a la presencia compulsiva de Sol.  
Volvemos a Madrid como quien sobrevive a una guerra. No. No somos héroes. Sólo supervivientes. Nosotros de la vacación, otros, como los griegos, de la utopía democrática. Allí no ha quedado nada. Ni voluntad popular ni  brotes verdes. Aquí los brotes verdes cubren  el estudio con sofá cama y el ya instaurado all included de toldilla, bocata y playa. ¡Qué digo bocata! Con el exceso de Chefs acaparando parrilla televisiva (casi desbancan al fútbol en minutos mediáticos), del bocata no ha quedado ni el pan. Eso es una ordinariez. Comida rápida vestida de alta cocina. Exóticas ensaladas, hamburguesas vegetarianas o delicias de pan orgánico salpicado con semillas ecológicas. Y un buen vino blanco. Ahora despliegas tu all included playero sin complejos. Con orgullo de adaptarte a la crisis sin perder calidad ni soltar más de lo que el cinturón aprieta. Allí, en Grecia, no ha quedado nada, tampoco orgullo, lo han estrangulado, desde Alemania, sin dejar pruebas ni huellas dactilares; el crimen perfecto de todo un país.

Me consuelo sabiendo que aún nos espera el pueblo, en mitad de ninguna parte, y pongo todas mis esperanzas en los últimos días de la vacación. Sin calores sofocantes ni avalanchas turísticas. Un poco de silencio, quizá con suerte robar un momento de pareja a la dictadura filial. Con eso me conformo.
En cuanto abandonamos la autovía y dejamos atrás Guadalajara Juanito pone música. Primero “Sangre Pop” de Tremenda Trementina, Sol se desgañita cantando su canción favorita del año, después “Famélicos Famosos” del Sr. Chinarro. Miro a Juanito, no quita la vista de la carretera pero sé que me ve con el rabillo del ojo, sonrío y me entrego al estribillo de la canción que me tiene conquistada.  
Hacia las diez de la noche recurrimos al jersey y al calcetín. Sol nos pide permiso para dormir con Vanesa. Nos falta tiempo para gritar de alegría. Y llegan las risas, las bromas, el whatsApp con la foto de manta, jersey y calcetín al grupo de “Cocidos en Almería”, las confidencias, la ternura y las ganas de recuperar un sexo que se desgració en el parto, entre episiotomía y leches maternas. Un sexo que no tuvo con Esther. Nunca me ha hecho falta preguntar. Lo sé. Lo supe el primer día que me acosté con Juanito. Esther sería maravillosa pero no follaba como yo. Su apetito sexual siempre fue escaso o nulo. – Rita, pierdes tanto tiempo pensando en los hombres. Follar es una de las cosas menos interesantes del mundo – Eso decía, y a continuación se le iluminaba la cara enumerando opciones mucho más apetecibles que un polvo. Ahora vive enganchada al Meetic, buscando amor dice, pero sin despreciar un buen polvo, añade. Y folla mucho más que yo. Y eso me da rabia. Mucha rabia.
Al día siguiente, descansados y follados ponemos rumbo a playa Pita. Al pasar Ujados divisamos unos nubarrones con claro aspecto de tormenta. El agua llega sin avisar. Como si hubieran abierto una compuerta sobre el coche. Suenan golpes secos en el techo. El granizo choca contra el cristal, cada vez más fuerte, casi con rabia, como si supiera que es verano y a los turistas nos hace felices un rayo de Sol. Lo sujeto, ay Dios mío, digo. Sol se burla de mí. – Mami miedosa, mami miedosa, canturrea con guasa.
Dos horas después llegamos a playa Pita, hoy playa Fracaso, con nuestro all included, bañador y crema solar, el cielo negro y un frío que nos echa a patadas.
Tampoco en el pueblo el clima nos recibe mejor. Una riada baja por la calle principal como un afluente del salvaje Amazonas. Empapados, conseguimos al fin entrar casa. Pero ay, al abrir la puerta, el agua nos saluda desde la cocina hasta el salón.
Pasamos la tarde achicando agua, hasta perder la cuenta de los cubos. Estoy doblada. Las hernias punzan la parte baja de mi espalda, me impiden erguirme y comienzo a andar en ele.  Sol me mira con ojos lastimosos. Juanito coloca su mano sobre mi espalda. El calor me calma. – Vamos arriba, me susurra. Ordena a Sol que devuelva los cubos que hemos pedido a los vecinos, que vaya a buscar toallas limpias a casa de Mara y a por un poco de pócima mágica contra el dolor de espalda a casa de Rafa. Y lo más importante, que no suba al cuarto, mamá necesita descansar. Ya bajará él cuando termine el masaje.   

Llego  como puedo a  la planta de arriba, la ele que se forma entre mi tronco y mis piernas es cada vez más recta,  me arrastro por la habitación hasta la cama, piso algo mojado y caigo de bruces sobre los residuos de una monumental gotera que lo ha empapado todo.  Cama, sábanas, colchón. Juanito abre la puerta. En su mano derecha lleva un bote de crema, ya abierto. Por la rendija de la ventana vemos como se pierde, a la deriva, el amor en los tiempos del cambio climático. 
@RitaRelata


jueves, 6 de agosto de 2015

DEMOCRACIA


Democracia.
(Del lat. tardío democratĭa, y este del gr. δημοκρατία).

1. f. Forma de gobierno en la que el poder político es ejercido por lobbies financieros y políticos corruptos. Clientelismo.
2. f. País sometido a esta forma de gobierno mediante falacias globales y políticas de control social que favorecen la sumisión popular
3. f. Mitología y/o leyenda política según la cual la soberanía reside en el pueblo. Utopía de origen Griego; en la actualidad, término en desuso, concepto en vías de extinción.   
4. f. Forma de sociedad que practica la desigualdad con disfraz de derecho fundamental. Soberanía del abuso financiero frente al derecho del individuo.
5. f. Participación de todos los miembros de un grupo en elevar la economía al estatus de máxima universal en detrimento de la propia sostenibilidad del planeta Tierra.  

Bestiario, enciclopedismo para tiempos absurdos by Esther Revuelta y Rita Relata
Ilustración: Esther Revuelta / Texto: Rita Relata

jueves, 2 de julio de 2015

EL OJO TUITICO (II): Una reflexión fotuitgráfica


Exposiciones: 
Palazuelos de Eresma Salón Escénico Carbonero El Mayor: Ayuntamiento Cantalejo: C.Cultural  El Espinar: Ayuntamiento  Segovia: Sala de Exposiciones de la Biblioteca del Campus María ZambranoMadrid: Centro Cultural Gloria Fuertes

Link entrevista en RNEEl ojo crítico 11-10-2013 a partir del minuto 36:

@RitaRelata

jueves, 28 de mayo de 2015

CULTURA

cultura.
(Del lat. cultūra).
1. f. Acción y efecto de atrofiar la inspiración y el talento nacional con Ministerios de segunda categoría y políticas obsesionadas en fomentar artistas tullidos (por falta de medios), o mejor aún, “no natos”.
2. f. Conjunto de patrañas enlatadas en Caballos de Troya del conocimiento que permiten al gobierno dirigir el desarrollo de un falso juicio crítico.
3. f. Grado de subdesarrollo artístico, científico e industrial, en la España del siglo XXI.
4. f. ant. Culto religioso, integrado en la escuela pública como asignatura para la Mejora de la Calidad Educativa.

Bestiario, enciclopedismo para tiempos absurdos by Esther Revuelta y Rita Relata

Ilustración: Esther Revuelta / Texto: Rita Relata

lunes, 27 de abril de 2015

INTELIGENCIA

(Del lat. intelligentĭa).
1. f. Capacidad de nadar con destreza en la voracidad del sistema.
2. f. Capacidad de evadir problemas y acaparar los éxitos de otros: compañeros, subordinados e incluso amigos.
3. f. Conocimiento, comprensión, acto de entender su función: delfín de la CASTA o alimaña de la necesidad.
4. f. Sentido capitalista con el que se estima el valor del individuo, sociedad o país.
5. f. Habilidad, destreza y experiencia para robar el dinero de otros con pose de honorable y conocimiento legal para evitar el fisco y la cárcel.
6. f. Trato y correspondencia secreta de paraísos fiscales y economía obscena entre dos o más individuos pertenecientes a la CASTA.
7. f. Sustancia puramente material; cimiento podrido del sistema, mordaza de la libre expresión.

Bestiario, enciclopedismo para tiempos absurdos by Esther Revuelta y Rita Relata
Ilustración: Esther Revuelta / Texto: Rita Relata

jueves, 26 de marzo de 2015

JUVENTUD

1. f. Edad que se sitúa entre la infancia y el vacío existencial.
2. f. Estado de una generación condenada a la migración como método de supervivencia.
3. f. Conjunto de individuos atrapados en tasas de paro que superan los límites de la realidad.
4. f. Primeros tiempos de un talento desperdiciado en un exceso de Crudículums virtuales que invaden la red a modo de spam.
5. f.  Energía para soportar los desatinos de un sistema educativo  tan estable como una noria de feria.
6. f.  Rama juvenil de la Generación JASP (hoy Generación CD), más jóvenes y más Sobradamente Preparados, aunque con enormes dificultades para erguirse y echar a andar.

Bestiario, enciclopedismo para tiempos absurdos by Esther Revuelta y Rita Relata

Ilustración: Esther Revuelta / Texto: Rita Relata

lunes, 9 de marzo de 2015

CASTA


(Der. del gót. kastan; cf. ingl. cast).
1. f. Ascendencia o linaje corrupto desarrollado en un largo rabo que sólo muestran en la intimidad de sus iguales.
2. f. En España, grupo social que impone la hipocresía y el rezo como filosofía de desarrollo.
3. f. Grupo social que permanece separado de los demás, donde la pertenencia es un derecho de nacimiento.
4. f.  Especie de urraca política y social basada en acumular dinero a costa de la fragilidad del débil, mediante el desarrollo de un pico (o morro) descomunal, que le permite despilfarrar los bienes públicos.

5. f.  Zool. Conjunto de pájaros que poseen un sistema auditivo capaz de registrar cualquier sonido económico, incluso a miles de kilómetros de distancia; incapaz, sin embargo, de escuchar la necesidad del vecino. 


Bestiario: enciclopedismo para tiempos absurdos by Esther Revuelta y Rita Relata.

Ilustración: Esther Revuelta / Texto: Rita Relata

viernes, 13 de febrero de 2015

Generación CD

Generación  CD
                                                                           A nuestra querida Vivian

Primero nos creímos lo de la libertad, después la transición ejemplar, al PSOE y el cambio, la liberación de la mujer, la sociedad del bienestar y  la conciliación laboral.  Un futuro asegurado, hasta llegar a una jubilación digna dando de comer a las palomas y malcriando nietos.  No lo vimos venir. No imaginamos  que el desplome de nuestro valor sería paralelo al del estúpido cedé. De Generación JASP a Generación CD. Ascenso vertiginoso. Dramático desplome. Hoy chatarra. Talentos con fecha de caducidad, como cualquier vulgar producto de consumo.
La Generación CD frente al Nativo Digital. Torpes diplodocus persiguiendo hackers motorizados. Crudiculum vs Curriculum
Los jefes hacen su trabajo.  Llegar a objetivos. Adaptarse. Digitalizarse. Siguen directrices internacionales. De un ente sin rostro ni nombre, un accionariado amorfo donde se diluyen responsabilidades. Simple regla de tres. El Nativo Digital cuesta la mitad, es ligero, moldeable, vuela de acá para allá, no echa raíces. La Generación CD es un tronco gigante, con  cepas arraigadas al origen de la oficina, de mantenimiento costoso, pobres estúpidos que nos dejamos días enteros de juventud en horas extra, desarrollando lo que hoy se ha convertido en un monstruo global que ha terminado por engullirnos.
Hasta ayer dirigías cuentas relevantes para la compañía, liderabas grandes equipos.  Hoy todo es confuso.  Hoy vives arrinconado en sillas cojas. Con dolor de lumbares. Despojada de equipo, de clientes propios. Hoy eres un parche aquí, sustituyes una baja allí, ayudas en un nuevo proyecto hasta que te excluyen cuando se forma el equipo definitivo.
Digital, globalización, inglés, innovación. Palabras que han ascendido al altar de estrella. Experiencia, oficio, humanidad, sentido común, flexibilidad, dedicación, generosidad, capacidad, entrega. Palabras que llevan veinte años pronunciándose a tu paso. Palabras que hoy se han vuelto mudas, en un despacho donde te largan un finiquito menguado por vía legal, en tiempos de la política más negra, la que ha devorado a la democracia.
Puede que sea más estúpido no reciclar un valor seguro. Seguro que es más estúpido no invertir en el presente de unos padres que es el futuro de todos. De ellos también. De la casta. De políticos y enchufados. De los jefes. Incluso del accionariado amorfo. Del ente sin rostro ni nombre que acumula dinero, más dinero, poder, más poder. Voraz, incontrolable, ebrio de auto destrucción. Los estúpidos cuarentones lo sabemos, lo aprendimos en las clases de Filosofía o Ciencias Sociales,  grandes perdedoras en la ley Wert, protagonistas en aquellos incómodos pupitres de la EGB