Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

jueves, 31 de marzo de 2016

De Sleepy hollow al pacto deportivo

Fotografía de Alberto Cubas.
Perder la cabeza en algún breve espacio de tiempo es fácil. Unas copitas de más, un ataque de nervios o un mal cabreo. Esas cosas que nos hacen individuos imperfectos en continuo estado de involución, o de evolución, según el enfoque, si a pie del Ártico, o tumbado en tu sofá a un click del mundo. Perderla durante meses está siendo objeto de análisis y nadie tiene claras las posibles consecuencias.

Aunque viéndoles así, sin cabeza ni color, resulte casi increíble, ellos también son personas, y antes de perder la humanidad en el escaño de alguna institución corrupta, tenían la capacidad de hablar, pactar, dialogar e incluso disfrutar de los matices y colores que aportan otros. Así que, ¿por qué no?, hoy puede ser un gran día y he decidido cantarlo con Serrat.  Un libro es un pedazo de cultura, un diálogo con los personajes de la historia, un pacto con el escritor. Más aún cuando el libro habla de equipos, de tácticas, de aprender de los errores, de trabajo, y sobre todo, de mucho esfuerzo, con el único objetivo de anular al contrario.  La metáfora parece clara. La dedicatoria es rotunda, de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez: “Es bueno empezar por lo que nos une. Un abrazo”. Y en un país que ejerce la responsabilidad del voto como quien elige los colores de su camiseta: a muerte;  o del Madrid o del Atléti, o de derechas o de izquierdas; el libro de “La Historia del Baloncesto en España” puede convertirse en salvavidas de Podemos y evitar una segunda cita en las urnas donde probablemente el sí podemos baje a segunda división con pocas probabilidades de repetir el milagro de su éxito.

9 comentarios:

  1. Me gusta muchísimo Elena y Alber. Buena, muuuy buena combinación. Una metáfora maravillosa. Yo ya con 13 años a saco con el Baloncesto, NUNCA me interesó el fútbol, que ya huele bastante. A ver si nos hacemos aficionados a otros deportes y/o disciplinas!! Nosotros PODEMOS!!! Gracias, muchas gracias por la reflexión que compartís con nosotros a través de vuestro "artóxico". Ojalá algún día se reconozcan todos los colores del arcoíris, que AÚN hay mucha gente que, tristemente, lo sigue viendo en blanco y negro. Pensemos en color! Bravo!!! SOLE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sister, eso, más color y menos uniformidad, open your mind. Bss,

      Eliminar
  2. Acertada predicción en el supuesto desenlace. Hay veces en el que hay que dar puntadas sin hilo, aunque se termine haciendo un chaleco de viento, con el que muchos refugiados abrigan a sus hijos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Alfonso, me ha encantado tu metáfora, chalecos de viento con el que muchos refugiados abrigan a sus hijos. Qué grande!! Seguimos en contacto. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A mi tb me ha gustado hermana. Sigue así no cambies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olé hermano, gracias por estar. Somos unos optimistas, me temo... Bss.

      Eliminar
  5. Qué foto enigmática !
    Querida y optimista prima, creo que vamos a las elecciones sí o sí. Ahora lo único que hay es postureo (que es el palabro de moda, como sabrás) para salvar el tipo, o mejor dicho el cuerpo ( el que les queda). Quizás tengas razón y al final lo dejen todo para el último minuto: no sé qué es peor. Vaya cara se nos va a quedar cuando se repitan las elecciones y los porcentajes no varíen.
    Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja, tienes razón. Optimista e inocente, en fin. El postureo gana, el país pierde. Y creo que sí habrá un % de votos que suba, será PP y otro que baje, y será Podemos. Ya veremos.

      Eliminar
  6. Yo sí que debo ser optimista porque pienso que lo que fue un milagro ó revelación divina ha llegado para quedarse( con papeleta o sin ella)
    Uyy!! seré sin saberlo una podemita ciega de esperanza.
    Besos prima

    ResponderEliminar