Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Dilema de género

Ilustración by Vanelina Morgan
Debo decidir si seguir empeñada en acogerme a la jornada reducida (aunque a ratos) o ceder a las presiones de la empresa, si invertir las tardes en restas con llevadas o en idear campañas para vender más productos de la multinacional que me paga el sueldo, si educar a mi hija o reeducar mis neuronas de generación CD en drones ultratecnológicos,  si perder la paciencia con la niña o con la “burrocracia” de empresa, si ejercer de madre o de profesional. Debo decidir sabiendo dos cosas: la primera es que no decido yo, la segunda, que la decisión será irreconciliable.


Relatos en cadenaconcurso organizado por la cadena Ser y la Escuela de Escritores. La frase de inicio de los microcuentos será la última frase del texto ganador de la semana anterior. La extensión de los microrrelatos no podrá superar las cien palabras (sin incluir la frase de inicio) 

7 comentarios:

  1. Así es, prima...siempre a la pata coja y la que apoyamos es la que tropieza. Afortunada generación de cojitrancos... verás cuando nos tengamos que poner con las integrales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias primo, pues sí, cojeando y tropezando, pero ahí vamos y quizá seamos los últimos afortunados. Muchos besos

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola Elena,

    Muy bien narrado ese desgarro interno de las mujeres de nuestra generación. Nos dieron emancipación con queso. Chulísima la ilustración.

    Un abrazo de otra bien Revuelta,

    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta, muy cierto, emancipación con cal y queso y muy poquita miel. Me alegro mucho de que te guste la ilustración, besos muchos.

      Eliminar
  4. Mierda de patriarcado, y encima consiguen que seamos nosotras las que nos creamos que decidimos. No tienen ni idea de lo que significa conciliaciòn. El relato, muy bueno, a la par que estresante. Besos

    ResponderEliminar
  5. Muy cierto, nos han ofrecido emancipación con jabón y estrés. Y hemos comprado doble jornada como tontas. Besos y muchas gracias.

    ResponderEliminar